¿Cómo criar a un hijo con discapacidad auditiva?

El principal consejo para padres de niños con discapacidad auditiva es tratar de ver el mundo desde la perspectiva de su hijo y ante todo tener la amplitud para ver lo que puede hacer.

Recientemente tuve la alegría del nacimiento de mi segundo hijo, imagino que a todos los padres la llegada de un nuevo bebé les crea ilusiones e inquietudes, tanto como a mí. Esto debido a que todos los hijos son completamente diferentes, cada uno con dones, actitudes, problemas y retos que alegran cada día de forma distinta y plantea nuevas luchas. Pero cuando nuestros hijos tienen algún tipo de discapacidad sin duda son mayores los retos, pero los éxitos serán igual o más satisfactorios.

El reto de los padres es enseñar a nuestros hijos a ser personas de bien, productivas, exitosas, enseñarles a ser felices y llegar a ser la mejor versión de sí mismos. Sin olvidar que cada hijo en todos los casos es distinto. Por lo que el principal consejo para padres de niños con discapacidad auditiva es tratar de ver el mundo desde la perspectiva de su hijo y ante todo tener la amplitud para ver lo que puede hacer. Serán esas capacidades desarrolladas y la posibilidad de ver el mundo desde su perspectiva lo que nos permitirá descubrir las ventanas de oportunidad, las que servirán para poder hacer nuestra labor educativa.

Como todas las personas, pueden pensar, aprender, comunicarse, , actuar y desarrollarse, tienen la capacidad de resolver problemas pero lo hacen en un canal distinto. El papel de los padres será aprender y enseñar a sus hijos con discapacidad auditiva esos medios y un lenguaje común para interactuar con su entorno. Y en ese proceso formarlos para ser personas integras, haciéndolo como con todos sus hijos de la mejor manera posible. Los límites algunas veces los ponemos nosotros mismos.

Como lo dice Irene Moreno, una YouTuber que tiene deficiencia auditiva del 95% desde su nacimiento, y que comparte sus experiencias en su canal, la mejor manera de tratar a un niño sordo es tratarlo como una persona normal sin mimarlo y enseñarle a superar las adversidades, sin sobreprotección. No existen recetas para educar a los hijos, en el caso de los niños con discapacidad auditiva no puede tenerlas tampoco, cada niño es único.

Hay mucho que decir sobre cómo educar a los niños con discapacidad auditiva, que, siendo objetivos, solo es un escoyo franqueable para poderse comunicar por los medios ordinarios. Pero hay lenguajes que no emplean sonidos. Uno de ellos, que es un lenguaje universal y sin duda es el más importante, el más eficiente para educar, es el lenguaje del amor. Y quizá es en ese lenguaje en el que más debemos especializarnos los padres.

Juan Carlos Monzón Arévalo
Psicopedagogo
Colegio APDE El Roble